Platos fuertes
Comments 2

Pozole verde

El post de hoy, es uno que me hace muy feliz.  Ya les había contado anteriormente que hace un par de meses empezamos nuestro huerto urbano en forma.  Sembramos muchísimas cosas, espinaca, lechugas, rábanos, brócoli, ejotes, calabaza, zanahorias, cebollas, albahaca, jitomate saladet y cherry, tomate verde, en fin, todo lo que hemos podido, y lo que falta.  Hemos tenido altas y bajas, se nos han quemado lechugas por el sol, y la lucha constante contra las plagas es toda una labor, sobre todo porque es algo que no es instantáneo, son meses y meses de cuidados, planeación y mucho mucho amor.

La semana pasada tuvimos la primer recompensa, cosechamos nuestros primeros rábanos. Y es una experiencia padrísima, tanto que la grabamos en video, jajaja.  Ya habíamos intentado sembrar antes pero la verdad es que casi no teníamos cosechas, y tener tantos rábanos (bueno 10, pero para mí fueron muchos) creciditos asomándose para sacarlos fue muy bonito.

DSC_0115

En honor a tan especial acontecimiento había ahora que pensar como cocinarlos, y mi primer idea fue hacerlos en ensalada, pero, para nosotros ameritaba una celebración, entonces mejor decidí hacer pozole.

 

El pozole es de esos platillos que si los sabes hacer todo mundo te ve con admiración, como si requiriera de mucha valentía y trabajo hacerlo.  Yo me animé a hacerlo por primera vez el año pasado, buscando opciones para el lunes sin carne me encontré con la receta de pozole verde en el libro de “Verde, blanco y rojo” de Ricardo Muñoz Zurita, él hace una versión vegetariana con champiñones y aunque es deliciosa, ésta vez la hice con pechuga de pollo porque era lo que tenía en el refrigerador, aparte de deliciosa, es más noble porque casi no tiene grasa.

A mí me encanta hacer pozole por varias razones, la primera es que, al contrario de lo que muchas personas te hacen pensar (no tengo idea porque) es facilísimo de hacer, yo creo que lo máximo que le dedico son 40 minutos, divididos en 20 minutos al principio, y 20 minutos al final.  La segunda es que es MUY rendidor, yo siempre hago 1 kg de maíz, y como en mi casa solo somos dos personas, lo congelo y así tengo comida disponible en el refri para las prisas, ni siquiera necesito descongelarlo antes, lo saco del congelador, pongo el bloque en una olla y me espero a que esté listo, y lo mejor de todo, lo puedes hacer con lo que tú tengas a la mano, Don Ricardo lo hace con champiñones, yo  lo hice con pollo y hasta puedes hacerlo solito.

Ya no hay razones para no disfrutar de este platillo en tu casa.  Anímate es muy fácil y delicioso.


Pozole verde

Para 1 kg maíz, aproximadamente 4 a 6 personas

  • 1 pechuga de pollo con hueso (de preferencia orgánico)
  • 3 litros de agua
  • 1 kg de maíz para pozole precocido.  Lo encuentras en el súper o en los mercados.
  • 1/2 cebolla
  • 2 hojas de laurel secas
  • 1 ramita de canela
  • 1/2 kg de tomate verde, tomatillo o tomate fresadilla
  • 2 ajos
  • 1/4 de cebolla
  • 3 cucharadas de semilla o pepita de calabaza cruda y sin sal
  • 2 cucharadas de ajonjoli blanco
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 10 ramitas de cilantro
  • Sal de mar o flor de sal

Para acompañar:

  • Lechuga picada
  • Cebolla picada
  • Rábanos
  • Aguacate
  • Orégano
  • Tostadas
  1. Lavar  el maíz precocido hasta quitarle todo el almidón, el agua debe de salir blanca.
  2. En una olla profunda poner el agua y la pechuga de pollo a fuego medio por aproximadamente 20 minutos.  Pasado el tiempo vas a ver que se desprende espuma en la superficie de la olla, retira lo más que puedas con un cucharon o una coladera chiquita.
  3. Ya que retiraste todas las impurezas agrega el maíz a la olla, la 1/2 cebolla, las hojas de laurel y la canela.  Tapa y deja cocer a fuego bajo aproximadamente 2 horas o hasta que el maíz reviente. Pasadas dos horas retira el pollo y reserva.
  4. Para la salsa, poner en la licuadora el tomate verde, los ajos, la cebolla, las pepitas de calabaza, el ajonjoli, el orégano y el cilantro.  Licuar por 5 minutos o hasta que la salsa esté tersa.
  5. Agrega la salsa a la olla con el pozole y deja hervir por 1/2 hora más.
  6. Sazona al gusto con sal de mar, para 1 kg yo utilicé 5 cucharaditas de sal.
  7. Para servir, coloca el pozole y pon  la pechuga desmenuzada encima.
  8. Acompáñalo son lechuga, cebollita, rábanos, limón y aguacate.  Algunas personas agregan también orégano seco en su plato.

LISTO. A DISFRUTAR

IMG_20170323_132620227~2

2 Comments

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s