Platos fuertes
Dejar un comentario

Calabazas espontáneas (rellenas de atún)

Hoy les traigo una receta espontánea. Tan espontánea que hasta la foto fué rapidita porque había que comérnoslas. Y no sabía si iban a quedar ricas como para compartirles la receta, pero ándale que sí.

Sé que ya hay muchas versiones de calabazas rellenas, pero les he de confesar que yo nunca había hecho alguna.

No soy muy fan de la calabaza, solamente me gusta comerla cuando la preparo yo porque la textura para mí es muy importante si me la tengo que comer.  Generalmente se acostumbra comerla muy suave, y como la parte de las semillas tiene mucha agua, creo que queda algo aguada para mi gusto.  Por lo que si como calabaza, generalmente es cruda y en ensaladas.

En fin, estaba de compras para la semana, y me encontré con unas calabazas de muy buen tamaño, y lo primero que se me vino a la mente fué hacerlas rellenas, ahí fué la primera espontaneidad, jaja, y medio maquiné la manera de preparlas, así que compré algunos ingredientes, pero no encontré todo lo que necesitaba, así que lo dejé para otro día.

Total, que el tiempo me alcanzó y no pude ir a comprar los ingredientes que me faltaban  para lo que tenía pensado hacer.  Así que me tuve que poner creativa, espontaneidad número 2, saqué dos latas de atún de la alacena, y lo que siempre hay en mi refri que es jitomate, cebolla y cilantro, y fué así como salió esta versión.

Les voy a confesar que me encantó, las calabacitas salieron crujientes del horno, creo que la palabra correcta es “al dente”, no sabían crudas, pero no estaban suaves en exceso, justo en el punto. El atún a mí me encanta, entonces para mí le va bien a todo, jaja, pero la combinación con la salsa fué lo que le dió el toque delicioso.  Este platillo ya está dentro de mis favoritos, así que te recomiendo que la hagas.  Además de todo es saludable,  aunque podría sustituir la proteína por algo más fresco en la siguiente, ya les informaré.

Por cierto, en la foto verán que unas calabazas tienen más queso que otras, las de mucho queso son de mi esposo, y las mías casi no tienen. No soy muy fan de los lácteos, pero de vez en cuando le dan el toque perfecto a las comidas.

Espero que la disfruten y recuerden mandarme sus fotos o comentarios para saber que tal les fué,

Saludines,

DSC_0196


Calabazas espontáneas

Para 2 personas

INGREDIENTES

Para las calabazas

  • 2 calabazas zucchini grandes
  • 2 latas de atún en agua (o si tú prefieres en aceite), drenadas.
  • 1/2 taza de cebolla blanca picada finamente
  • 1/4 taza de cilantro picado finamente
  • 1 taza de queso rallado (yo utilicé mozarella, pero puedes utilizar oaxaca o incluso queso fresco)
  • Sal de mar o flor de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Para la salsa

  • 2 jitomates saladet o roma
  • 1/4 de cebolla
  • 1 ajo
  • 1/2 taza de agua
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • Sal de mar o flor de sal

PROCEDIMIENTO

Para las calabazas

  1. Pre-calienta el horno a 200°C
  2. En una sartén pon a calentar el aceite de oliva, ya que se caliente, agrega la cebolla.  Cuando la cebolla esté transparente, agrega el atún y sazona con un poquitin de sal.  Al final agrega el cilantro picado.  Ya que esté todo incorporado, retira del fuego y reserva.
  3. Corta los extremos de cada calabaza y pártelas por la mitad.  Con una cuchara retira la parte del centro (las semillas), no vayas a tirarlo, lo puedes utilizar para hacer un caldo de verduras ó, si te gusta más la idea, agrégalo al relleno de las calabazas.
  4. Rellena cada calabaza con una porción del atún que preparamos en el paso 1 y cubre las calabazas con el queso rallado.
  5. Hornea las calabazas por 20 minutos.  El queso debe de estar derretido, y si te gusta doradito.

Para la salsa

  1. En una olla pequeña coloca los jitomates partidos por mitad, la cebolla, el ajo y el agua.  Y pon a hervir hasta que la piel de los jitomates se haya desprendido.
  2. Coloca los ingredientes en la licuadora, y “licua” hasta que quede una salsa espesa. Ojo:  si quieres puedes colar la salsa, pero yo prefiero dejarla unos minutos más en la licuadora y la sirvo así como está.
  3. Regresa la salsa a la olla anterior, agrega el orégano seco y sazona con 1 cucharadita de sal de mar.  Deja hervir por 5 minutos y listo.
  4. Cuando las calabazas salgan del horno, báñalas con la salsa.

LISTO, A DISFRUTAR.

NOTA: Puedes hornear las calabazas junto con la salsa, esto hará que tengan una textura mucho más suave a la hora de comerlas.  A mí me gusta que las calabazas sean más “crujientes” por así decirlo, por eso las baño con la salsa hasta que salen del horno.  Aquí es a tu gusto.

Puedes reemplazar el atún por cualquier otro pescado, o incluso pollo.

DSC_0193

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s