Pan de caja/pan para sandwiches

¡Hola!

¿Que tal su fin de semana? El mío fue relajación total, y estos fines de semana me gustan mucho porque me dan tiempo de hornear.

Pan-integral-1

La receta de hoy fue de mis principales retos porque al dejar de comprar pan en el súper me di a la tarea de hacer el mío.  Intenté e intenté con muchas versiones y por alguna extraña razón no me quedaba la forma, porque de sabor y textura estaban bien, pero siempre se me hundían.

Por fin, este año descubrí un curso de pan artesanal que me encantó, y con el que por fin me salió mi pan de caja e hice mis propias adaptaciones. Si a ti te gusta mucho hacer pan  y además buscas comer algo más sano que el pan del súper  te recomiendo ampliamente este taller, porque aparte es en línea, entonces lo puedes hacer desde la comodidad de tu casa.  El link para inscribirse es  http://delicioushome.mx/p/taller-de-pan-artesanal.

Pan-integral-3

Yo me decidí a hacer mi propio pan después de que vi los ingredientes del pan comercial, es muchísima azúcar para una porción, sobretodo cuando comparas la que necesitas para hacer tu propio pan, nada que ver.  Es increíble la cantidad de azúcar que consumimos cuando comemos tanto procesado, por eso los invito no solo a hacer su propio pan, si no sus propios postres, su propia comida, es una sensación increíble ver salir el pan del horno y saber que lo hiciste tú, es algo que tienen que experimentar.

Ahora si, te dejo con la recetita del pan.


Pan de caja

Para 1 barra de 25 cm aproximadamente

INGREDIENTES

  • 1 1/2 tazas (200 grs) de harina blanca (yo utilizo sin blanquear)
  • 2 1/4 tazas (300 grs) de harina integral
  • 2 cucharadas de azúcar mascabado
  • 1 cucharada de sal de mar
  • 2 cucharaditas (6 grs) de levadura instantánea (medio sobrecito que venden en el súper)
  • 2 tazas de agua
  • 1/3 taza (70 grs) de aceite de coco derretido (puedes usar mantequilla, pero te recomiendo que bajes la cantidad de agua en ese caso)

PROCEDIMIENTO

  1. Colocar la levadura en el agua y disolverla muy bien.  Dejar reposar 10 minutos y verificar que se estén generando burbujas.  Si no hay burbujas quiere decir que la levadura no sirve y hay que reemplazarla.
  2. En un tazón colocar la harina blanca, la integral, el azúcar y la sal, y revolver muy bien, queremos que la sal quede muy bien distribuida para que no entre en contacto con la levadura.
  3. Ya que los secos quedaron bien mezclados, vamos a agregar el agua con la levadura y el aceite derretido, y vamos a integrar todo.
  4. Te va a quedar una masa muy pegajosa.  Pásala ahora a una superficie plana y amasa y amasa,  de repente puedes golpearla en la mesa, así desarrollamos más rápido el gluten.  El proceso de amasado te puede tomar desde 15 minutos hasta 40.  Así que ten mucha paciencia, lo que estamos buscando es que la masa se despegue de la mesa de trabajo solita y no se pegue en tus manos, en ese momento ya está. Si tienes una batidora con el accesorio de gancho integrado, el proceso de amasado te va a durar 15 minutos aproximadamente a velocidad media.
  5. Cuando la masa esté lista colócala en un tazón y cúbrela con un trapito húmedo o con plástico autoadherente y déjala reposar hasta que doble su volumen o hasta que al presionar la masa se quede la marca de tu dedo sumida y no regrese a su lugar.
  6. Ahora toma la masa y pónchala, queremos sacar todo el gas y que vuelva a su tamaño normal.  Una vez ponchada, extiéndela en forma de rectángulo, que el ancho del rectángulo sea de la medida de tu molde.
  7. Ahora enrolla el rectángulo, y coloca ese rollito en el molde dejando la abertura en el fondo.
  8. Deja reposar nuevamente por 40 minutos o hasta que la masa sobresalga del molde.  Mientras la masa reposa pre-calienta tu horno a 200°C.
  9. Cuando la masa esté lista, ponla en el horno a 200°C y hornea por 35 a 45 minutos.  En cuanto la parte superior esté doradita, hay que sacarlo.
  10. La prueba de fuego para saber que el pan está listo, es golpearlo por el fondo y escuchar que esté hueco, si es así, ya está.
  11. Déjalo enfriar completamente.  Rebana conforme lo vayas necesitando.

NOTAS IMPORTANTES:

  1. El pan es recomendable conservarlo como máximo 2 días a temperatura ambiente, después es mejor tenerlo en el refrigerador y te durará 2 semanas.
  2. Te recomiendo que cuando hagas este tipo de pan hornees más de uno, ya que es un proceso largo.  El pan se puede congelar perfectamente hasta 6 meses, cuando lo quieras usar simplemente lo descongelas en el refrigerador.
  3. Recuerda almacenar el pan bien tapado ya sea por un contenedor de plástico o una bolsa resellable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s