Últimas entradas

Panqué de plátano

Hoy me estaba tomando un cafecito mientras pensaba o me inspiraba en la historia detrás de la receta de hoy.

La receta de hoy es un postre, y a mí, me encantan los postres, desde niña recuerdo que me encantan las tardes acompañadas de algo dulce.  Los veranos cuando iba con mi abuelita había una camioneta que todas las tardes gritaba.- ¡El paaaaaaaaaaan! y mis hermanos y yo íbamos corriendo a la camioneta a escoger nuestro pan.  Yo siempre escogía donas o algo con chocolate, el chocolate ha sido mi debilidad toda la vida, si como algo dulce de preferencia tiene que tener chocolate.

¿Y como llegamos a la receta?, dirán ustedes, pues, cuando crecí, esas camionetas ya no eran muy comunes, y mi postre lo buscaba en las tienditas, cosas nada saludables, jeje, sobre todo las galletas.  Entonces, para sustituir de poco a poco eso, decidí que si quería comer postres tenían que ser hechos por mí para empezar, y después tenían que ser más ligeros, sobre todo si quería algo entre semana, además de rápidos de hacer.  Una de las recetas que ya es un básico en la casa viene de el blog Pizca de Sabor y es un panqué marmoleado de plátano.  Las recetas de Karla fueron las primeras que me ayudaron a cambiar mi forma de cocinar y además son deliciosas, al menos todas las que he hecho, que ya son bastantes nos han encantado a mi esposo y a mí.

Yo a la receta le hice unas adaptaciones con los ingredientes que a mí me gustan, por ejemplo,  agregué azúcar de coco, porque me encanta el sabor que da como caramelo, y creo que además tiene un índice glucémico más bajo, o no sé bien. Y también cambié la harina, en la receta original pide harina integral de trigo,  y con esa el panqué queda delicioso, pero a mí me gusta más usar la harina integral de espelta, aunque aquí ya es la preferencia de cada quien y de la disponibilidad de ingredientes.

Espero que la disfruten tanto como yo.  Por cierto ¿ya supieron del Food Revolution Day?. Ana Caballero de Delicious Home nos invita a formar parte del día haciendo desayunos saludables este fin de semana.  Si te interesa te dejo el link.  Click aquí.


Panqué de plátano integral

Para 1 panqué de 22 cm

INGREDIENTES

  • 1 1/4 de taza de harina integral de espelta (puedes utilizar de trigo)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 2 plátanos machacados (aproximadamente 2 tazas y media de puré de plátano)
  • 1/4 taza de azúcar mascabado
  • 1/4 taza de azúcar de coco (puedes utilizar solo mascabado)
  • 1/3 de taza de leche vegetal (puedes utilizar leche de vaca)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de aceite de coco derretido
  • 1/4 de taza de cacao en polvo (también puedes utilizar  polvo de algarrobo)
  • 1/4 taza de agua hirviendo

PROCEDIMIENTO

  1. Pre calienta el horno a 180°C
  2. Coloca papel encerado en un molde para panqué de 22 cm o coloca aceite de coco para evitar que se pegue.
  3. En un tazón pon la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato y mezcla.  Reserva.IMG_20170225_154128081
  4. En otro tazón aparte, mezcla los plátanos con el azúcar de coco, el azúcar mascabado, la vainilla y la leche.img_20170225_154827797.jpg
  5. Mezcla los ingredientes secos (paso 3) con los húmedos (paso 4).  Una vez integrado todo, agrega el aceite de coco y mezcla bien.IMG_20170225_155450343
  6. Aparte, mezcla el cacao en polvo con el agua hirviendo.
  7. Separa la mezcla en dos, y a una agrégale el cacao.
  8. Pon la mezcla de vainilla en el molde, y al final agrega la de cacao.  Para que quede marmoleado pasa un cuchillo por la mezcla y haz dibujos en espiral.
  9. Hornea de 35-40 minutos.img_20170225_180913226.jpg

Pollo rostizado al limón

¡Bienvenidos a mi blog!

Mi nombre es Mariana, soy ingeniero químico ambiental de profesión, y aunque disfruto mucho mi carrera también disfruto enormemente ser ama de casa, sobre todo la parte que involucra cocinar.

Cuando comencé a trabajar y  vivir sola a los 23 años y  conocí a mi novio (ahora esposo) y siempre tuve muchas ganas de cocinar para él.  Comencé con las recetas que me enseñó mi mamá haciéndoselas a él, lo mejor de todo ¡le encantó! y eso fue una motivación enorme para seguir buscando nuevas opciones para nuestro menú.

Así fue como me empecé a entusiasmar mucho con la cocina y estar en mi casa, lo disfrutaba tanto que ansiaba que llegaran los fines de semana para hacer todo lo que tenía planeado para cocinar, después me puse a leer más sobre el tema, a seguir a chefs, estudiar y me encantó!

Este blog es para compartirles todo lo que he aprendido, habrá de todo, pero más que nada para crear una comunidad para compartir recetas, tips, etcétera.

Y para empezar, les dejó una de mis recetas favoritas, ésta receta es rapidísima de hacer y se puede preparar un día antes y al día siguiente meterla al horno; incluso se puede congelar el pollo y un día antes de que planeen comerlo dejarlo en el refrigerador toda la noche. También lo pueden hacer en una olla de cocimiento lento (crock pot), lo ponen todo en la mañana y en la tarde o noche ya lo tienen listo.


Pollo rostizado al limón 

INGREDIENTES

  • 4     limones grandes o 6 medianos
  • 5     dientes de ajo pelados
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 1     pollo entero
  • 6      ramas de orégano
  • 10    cebollitas cambray
  • 10    papas cambray
  • 1/4   taza de consomé de pollo
  • Sal de mar o Flor de sal al gusto

 

PROCEDIMIENTO

1. Exprime el jugo de los 4 limones.

2. En una licuadora poner el jugo de limón, los dientes de ajo, 1/4 de taza de aceite de oliva y 2 cucharaditas de sal de mar, mezclar hasta que cambie de color (blanco o beige).

3. Agregar la mezcla anterior al pollo, por debajo de la piel y por encima y dejar marinar mínimo 2 horas o toda la noche de preferencia.**

4. Al día siguiente cortar las papas cambray en mitades y agregarlas a un bowl junto con las cebollitas cambray y 2 cucharaditas de sal de mar, mezclar bien y ponerlas en una charola para horno.

5. Sacar el pollo del refrigerador (si tienes tiempo, déjalo fuera del refri 30 minutos antes de prepararlo para hornear)  y sazonar, asegúrate de ponerle sal debajo de la piel llegando hasta las piernas y los muslos, en la cavidad de la pechuga y también por encima de la piel.

6. Coloca el pollo sobre la cama de las papas y las cebollitas, agrega el caldo de pollo y pon las ramitas de orégano,  y para finalizar y rocía el pollo y las papas con el resto del aceite de oliva. Tapa con papel aluminio.

7. Hornear durante 1 hora  a 180°C, después subir la temperatura del horno a 200°C, retira el papel aluminio y déjalo media hora más para dorar el pollo y ¡LISTO!

¡A DISFRUTAR!

**NOTA:  Puede congelar el pollo para tenerlo disponible el día que quieras. Para congelarlo tienes que cortar el pollo en piezas, y ponerlo junto con el líquido para marinar del paso 2 en una bolsa de plástico o un contenedor con tapa.  Para prepararlo solamente lo dejas descongelando en el refrigerador una noche antes y al día siguiente comienzas en el paso 4.

DSC_0006

Consomé de pollo

¡Qué frío!

No sé si en donde viven está haciendo mucho frío, pero aquí  amanecen las ventanas escarchadas.

Para estos días, nada mejor que mantener la cocina calientita y la casa oliendo delicioso haciendo un consomé de pollo.

Ésta receta es básica para mí, sobre todo desde que en mi casa decidimos comer menos cosas procesadas, ya que, como cocinera típica mexicana yo me acostumbre a preparar casi todos mis platillos con el consomé en polvo que venden en el súper, la verdad es que yo rara vez cocinaba con sal y mucho menos con sal de mar; así que cuando dejé de usar este ingrediente (consomé en polvo) me di cuenta que muchas recetas no me gustaban, les faltaba sabor; entonces me dediqué a encontrar la manera “sana” de sustituirlo.

Y la respuesta es muy obvia, haciendo consomé de pollo en casa. Aquí entró al rescate nuestra querida Julia Child, una famosa cocinera americana que enseñó al mundo  la maravilla de cocinar en casa en los 60’s. Su enfoque es en la cocina francesa, pero, en su libro  “Mastering the Art of French cooking” viene una receta para preparar el consomé de pollo que sirve de base para un sin fin de sopas, estofados, cremas, etc.; yo le cambié unos detalles a la receta para adaptarla a mi gusto.

Hacer consomé de pollo la verdad es que es muy fácil, y muy práctico.  Al principio yo compraba verduras específicas para hacerlo, pero al pasar el tiempo me di cuenta que es mejor ir guardando los huesos de pollo y los pedacitos de verduras que me van quedando cada que cocinaba ( las puntas de la zanahoria cuando las cortamos, el rabo de las cebollas, etc.), y ponerlas en el congelador hasta que necesitemos hacer el consomé. También aprovecho si tengo  pensado hacer algún platillo con pollo para cocerlo y, de una vez, hago consomé.

El consomé también lo pueden congelar hasta 3 meses y sacarlo una noche antes dejándolo en el refrigerador y al día siguiente está listo para usarse.

INGREDIENTES

  • 3    litros de agua
  • 1    kilogramo de retazo de pollo (mitad huesos, mitad carne) o la parte del pollo de tu preferencia.
  • 4    varitas de apio
  • 1    cebolla
  • 2    zanahorias
  • 5    dientes de ajo
  • 6    ramitas de orégano
  • 8    ramitas de perejil
  • 2    hojas de laurel seco
  • Adicional: Frascos de vidrio o bolsas para congelar para almacenar el consomé, coladera de malla fina o manta de cielo.

PROCEDIMIENTO

1. Llenar una olla con el agua y el pollo, poner a fuego medio y dejar por aproximadamente 20 minutos cuidando que no hierva.

2. Pasado el tiempo, van a empezar a flotar impurezas, hay que retirarlas con una espumadera o yo utilizo una coladera pequeña.

3. Ya que retiramos la mayoría de las impurezas agregamos el apio, la cebolla, la zanahoria y los ajos, tapamos la olla y lo dejamos a fuego mínimo, lo más mínimo que se pueda porque el consomé no debe de hervir para evitar que se mezclen las impurezas.

4. El tiempo que dejemos el consomé dependerá de que tan concentrado te guste, lo mínimo que recomiendo es hora y media y lo máximo son 3 horas.

5. Media hora antes de que termine hay que agregar las hierbas aromáticas, el orégano, perejil y el laurel.

6. Cuando termine retiramos del fuego y lo dejamos enfriar por media hora.

7. Retirar las piezas grandes de pollo y las verduras, una vez retirado todo, colamos el resto del consomé, yo utilizo la manta de cielo para quitar hasta lo más finito.

8. Dejar el consomé ya colado en el refrigerador toda la noche.  Al día siguiente la grasa del caldo estará en forma sólida en la superficie, hay que retirarla.

9. Pasar el consomé a los frascos para almacenar y refrigerarla hasta que la vayamos a usar.

¿COMO CONSERVARLO?

El consomé dura en el refrigerador en un refractario o frasco bien sellado hasta una semana.  Es recomendable hervirla una vez a media semana y volverla a refrigerar para asegurar que está en buen estado.

Para congelarlo te recomiendo usar bolsas de plástico especiales.  El consomé dura congelado hasta 3 meses conservando su sabor, sin embargo lo puedes guardar hasta 6 meses.

Arroz rojo

 Mi receta favorita en el mundo mundial…¡Arroz rojo!

 Siempre que se puede acompaño mis comidas con arroz, y si es con arroz rojo, mejor.  De mis primeros éxitos culinarios y a la fecha, mi favorito.

 ¿Que platillo mexicano no se acompaña con arroz? Este es un básico de la cocina y muy fácil de hacer si sigues los pasos adecuadamente.

 Les dejo mi versión.


 Arroz rojo

 Para 5 a 6  personas

 INGREDIENTES

  •  1 taza de arroz
  • 3 tazas de agua corriente (para enjuagar el arroz)
  • 11/2  cucharadas de aceite
  • 2 1/2 tazas de consomé de pollo
  • 2 jitomates guaje o saladet
  • 1 chile serrano o verde
  • 3 ramitas de cilantro
  • 1/2 taza de zanahoria en cuadritos o chícharos (opcional)
  • Sal de mar o flor de sal al gusto
  • Adicional: olla de fondo grueso de preferencia.

 PROCEDIMIENTO

1. En un tazón colocar el arroz y las 3 tazas de agua y mover hasta que el agua quede de color blanco.  Colar el arroz y secar en una toalla de papel absorbente para retirar el exceso de agua.

2. En la licuadora poner el consomé de pollo y los jitomates, licuar y reservar.

3. En una olla de fondo grueso poner a calentar el aceite y agregar el arroz.  Al principio es normal que se pegue un poco a la olla, pero conforme se va dorando se va a ir despegando.  El arroz está listo cuando cambia de color de blanco o dorado.

4. Agregar la salsa del paso 2 pasándola primero por un colador.

5. Agregar el chile serrano, las ramitas de cilantro y las zanahorias o chícharos.

6. Una vez que hierva bajar el fuego a mínimo y tapar. Es importante que la tapa no selle por completo, hay que dejarla entreabierta para que no se tire el líquido. Cocer hasta que se evapore todo el líquido.

7. Para saber si se evaporó el líquido, meter una cuchara hasta el fondo y remover, si en el fondo ya está seco, apagar el fuego.

8. Dejar reposar 10 minutos, y después moverlo para distribuir bien el jitomate que queda en la superficie.

!A servir y disfrutar!

Pan sin amasado (No-knead bread)

Una de mis comidas favoritas que es muy sencilla de hacer son los sandwiches…¡Me encantan! Y puedo simplemente ponerles aguacate, jitomate, cebolla y un toque de mostaza y yo soy la persona más feliz; pero cuando decidí que la comida procesada quedaba fuera de mi vida, y entre ellas está el pan blanco, me puse a pensar seriamente en cambiar de opinión porque no quería dejar mis sandwiches, que aparte de todo, te quitan de apuros cuando no tienes tiempo de hacer de cenar.

 Pero la solución siempre es fácil, hay que saber hacerlo en casa; y si bien tengo mis recetas consentidas para hacer pan, toman algo de tiempo para elaborarlo porque hay que seguir varias etapas.   Es por eso que cuando encontré esta maravilla de receta quedé enamorada.  Es simple, no requiere estar al pendiente de ella y la puedes meter a hornear en el momento que tú tengas tiempo.

La verdad es que no hay nada más satisfactorio que hacer tu propio pan y verlo salir del horno todo bonito, además la cocina y la casa huelen delicioso.

 La receta que yo te incluyo tiene dos métodos para hornearse, el que escojas va a depender de los utensilios que tengas a la mano, yo lo hago con una olla de hierro fundido, pero tengo entendido que también se puede hacer con ollas de barro que puedan meterse al horno.  También utilizo una mezcla harina sin blanquear (sin aditivos) y harina integral, pero también funciona con la harina común y corriente que siempre encontramos en el súper.

Una vez que la hagas, no vas a querer volver a comprar pan en el súper.


Pan sin amasado (No-knead bread)

Para 1 hogaza

 INGREDIENTES

  • 1 1/2  tazas de agua
  • 1 cucharadita (tsp) de levadura instantánea
  • 1 cucharada (tbsp) de azúcar
  • 1 1/2  tazas de harina todo propósito (de preferencia sin blanquear)
  • 1 1/2  tazas de harina integral (también puedes usar harina integral de espelta)
  • 2 cucharaditas (tsp) de sal
  • 2 cucharadas (tbsp) de harina extra
  • Adicional método 1: olla de hierro fundido o de barro que selle bien a la hora de taparse (MUY IMPORTANTE CHECAR QUE LA OLLA DE BARRO PUEDA ENTRAR AL HORNO)
  • Adicional método 2: 1 charola de horno, 1 molde rectangular para horno.

PROCEDIMIENTO

 1. Adicionar el azúcar y la levadura a la taza y media de agua y dejar reposar 10 minutos para que se active.

2. En un tazón mezclar las harinas con la sal, revolver muy bien, este paso es importante ya que hay que evitar que la levadura entre en contacto con la sal.

3. Agregar el agua con la levadura activada y mezclar todo hasta que se haga una masa homogénea.

4. Tapar la masa y dejar reposar mínimo 12 horas y máximo 18 horas a temperatura ambiente.  Yo lo dejo adentro del horno (sin prender).

5. Al día siguiente hornear (ver método 1 y 2).

 MÉTODO PARA HORNEAR 1 (olla de hierro fundido o barro)

 1. El día que lo vas a hornear, pre-calentar el horno a 200°C con la olla adentro.

2. Una vez caliente, sacar la olla.  Espolvorea el fondo de la olla con un poco de harina.

3. Desinfla la masa y dale la forma que a ti te guste para tu pan (yo generalmente hago un óvalo) y ponla dentro de la olla.  CUIDADO PORQUE ESTÁ MUY CALIENTE.

4. Con un cuchillo hazle unos cortes a la masa, yo le hago 3  a lo ancho.  Vuelve a espolvorear con harina pero ahora sobre la masa.

5. Tapa bien la olla y métela al horno.

6. Hornear por 35 minutos.  Si te gusta una costra gruesa, déjalo 10 minutos más.

7. Saca del horno y déjalo enfriar completamente.  El pan sabe mejor ya que se dejó enfriar.

 MÉTODO PARA HORNEAR 2 (Charola para horno). Con este método la corteza del pan no queda tan crujiente, pero sabe igual de rico.

 1. El día que lo vas a hornear, pre-calentar el horno a 200°C.

2. Llena el molde rectangular con agua caliente.  Reserva.

3. Desinfla la masa y dale la forma que a ti te guste para tu pan (yo generalmente hago un óvalo).

4. En la charola para horno, coloca un poco de harina y después pon ahí la masa ya formada.

5. Con un cuchillo hazle unos cortes a la masa, yo le hago 3  a lo ancho.  Vuelve a espolvorear con harina pero ahora sobre la masa.

6. Mete la charola con el pan al horno.  Y el molde rectangular con agua ponlo en el fondo del horno.  Esto lo que va a hacer es generar vapor que ayuda a que se forme la costra del pan.

7. A los 10 minutos saca el molde con agua, y continua con el horneado por 30 minutos más.

8. Saca del horno y déjalo enfriar completamente.  El pan sabe mejor ya que se dejó enfriar.

LISTO, A DISFRUTAR.

Pan para hamburguesas

Cuando decides cambiar tu estilo de comida, y llegas con tu esposo a decirle que ya no vamos a tener comida procesada en la alacena, y que eso significa adiós a las hamburguesas, papitas, refrescos, y algunos días a la semana carne o productos animales; la respuesta que yo obtuve fue una cara de sorpresa, decepción, tristeza y una vista hacia el futuro extrañando toda esa comida.

 Al principio uno piensa que es fácil, pero conforme pasa el tiempo me di cuenta que mi decisión no tenía porque privarnos de nuestros  gustitos.  Es por eso que ahora mi ardilla trabaja casi todos los días pensando en formas creativas de hacer de comer, y sobre todo, cuando mi esposo me pide comida como hamburguesas poder hacerlas con ingredientes más “nobles pa’l cuerpo”.

Entonces,  para continuar con la semanita del pan, les traigo mi receta para hacer pan para hamburguesa.  Estos bollitos hermosos, si señor, hermosos, son integrales y aunque utilizamos ingredientes como el aceite de coco y la leche de coco,  no saben para nada a coco, son para darle suavidad y que no quede muy pesado.

 Y antes de que se vayan y decidan que no se les antoja  hacer  la receta porque no suenan apetecibles, déjenme decirles que quedan suavecitos, esponjocitos y deliciosos.  Y lo mejor de todo, a prueba de mi esposo, porque le encantaron.

 Además, pueden hacer un lote grande de bollitos, congelarlos y cuando tengan antojo de hacer hamburguesas ya nada más los sacan una noche antes en el refrigerador, y al día siguiente los ponen a tostar en el hornito o en un sartén y voilá, bollitos para hamburguesa hechos en casa.


 Pan para hamburguesa 

Para 8 bollos de 15 cm

  • 1/2      cucharadita de levadura instantánea
  • 1         taza de leche de vegetal tibia  (yo utilizo leche de coco)
  • 1/4      taza de miel de abeja
  • 1 1/4  tazas de harina sin blanquear (o harina para todo uso del súper)
  • 2         tazas de harina integral de trigo
  • 1/4      taza de aceite de coco derretido (pueden utilizar aceite de oliva o vegetal)
  • 1          cucharada de aceite de oliva
  • 1          huevo batido
  • 3          cucharadas de ajonjolí (opcional)

PROCEDIMIENTO

1. Poner la levadura en la leche vegetal para activarse y reservar por 10 minutos.

2. Mezclar las harinas en un tazón, agrégale la miel de abeja y la leche vegetal con la levadura y formar una masa.

3. Agregar el aceite de coco al final.

4. Amasar en batidora con el aditamento de gancho por 15 minutos a velocidad baja o amasar a mano por 20 minutos hasta que la masa este lisa.  La masa se va a pegar un poquito a las manos.

5. Untar un tazón con el aceite de oliva y poner la masa.  Dejar reposar por 1 hora o hasta que doble su tamaño.

6. Ya que levó, sacar la masa del tazón y poncharla.  Divídela en 8 partes del “mismo tamaño” (no tiene que se perfecto).  Forma bolitas con cada porción y colócalas en una charola de horno forrada por papel encerado.

7. Deja levar nuevamente por 30 minutos.

8. Precalienta el horno a 180°C

9. Después de que levaron, barniza cada bollito con el huevo batido y espolvoréale ajonjolí encima.  Incluso si no quieres poner ajonjolí puedes poner avena, o semillas de amapola.

10.  Hornear por 35-40 minutos o hasta que el pan se vea doradito.

11.  Deja enfriar.

12.  Solamente córtalos por la mitad y prepara tus hamburguesas.

LISTO ¡A DISFRUTAR!

Para congelar:  Déjalos enfriar completamente y mételos en una bolsa especial para congelar.  Duran 3 meses en el congelador.

Ceviche de germinados

Hola!

Hoy les traigo una receta, muy fácil.  Es una manera muy rica de comer vegetales y lo más importante A PRUEBA DE MI ESPOSO.  Desde que empecé a incluir verduras en el repertorio, la creatividad es parte de todos los días porque el reto de siempre es que debe ser saludable sin que lo parezca, y este ceviche es la combinación perfecta.

La idea de este ceviche no es mía, hace un par de meses comencé a tomar un curso de siembra que se llama “Club de sembradores” y lo da una bloguera mexicana que yo admiro mucho y sigo desde hace tiempo.  Si les interesa la info, les dejo el link.  Club de sembradores Home Delicious Home.

Hace unos años mi esposo y yo comenzamos a sembrar porque es algo que nos llamaba mucho la atención, y si hemos cosechado de repente tomatitos cherry o unos cuantos chiles serranos, pero un huerto en forma nunca se nos había podido dar, hasta ahora.  Ya les contaré si llegamos a cosechar o no.  El chiste es que parte del curso fue hacer germinados en casa para entender que es lo que pasa con la semillita debajo de la tierra, y como a mi me encanta que lo que llega a mi mesa sea algo que yo hice, pues ni mandado hacer.  Parte de lo que aprendí también, es que los germinados tienen un valor nutricional enorme, ya que es cuando la semilla está germinando y se prepara para ser una planta por lo que se generan una cantidad es vitaminas y minerales mucho mayor que si consumieras la semilla como tal.

Este ceviche yo lo hice con lo que tenía en el refrigerador el día que estuvieron listos mis germinados, y se me hace una excelente idea para  acompañar unas croquetas o un filete de pescado, en fin, lo que a ti más te guste funciona. En esta ocasión acompañó un pollo rostizado y nos lo comimos con tostadas.¡Delicioso y fresco!

Para esta receta puedes usar germinados que ya compras listos en el súper o el mercado (yo prefiero el mercado), pero la verdad es que es súper fácil hacerlos en la casa y no consumen nada de tiempo, así es de que si te animas, aquí te dejo como.


GERMINADOS DE LENTEJA

Necesitas:

  • 1 frasIMG_20170303_220725586co de vidrio de 1 litro
  • Manta de cielo, tul o incluso una gasa que sirva para drenar el líquido
  • Una liga
  • 2 cucharadas de lentejas

 

PROCEDIMIENTO

  1. Lo primero que vas a hacer es poner las lentejas en agua, que apenas las cubra y dejarlas remojar 10 minutos.
  2. Después vas a colocar la manta de cielo con la liga en la boca del frasco y drenar toda el agua.
  3. Las vas a dejar inclinadas boca abajo, para que durante el día drene todo el líquido restante y no tengan exceso de humedad. Yo las dejé recargadas en mi frutero.
  4. El proceso lo vas a repetir todos los días durante 4 o 5 días, hasta que las lentejas germinen y les salgan en la punta hojitas verdes. Ahí es cuando estarán listas para comerse.

 


CEVICHE DE GERMINADOS (adaptado de Delicious Home)

INGREDIENTES

  • 1 taza de germinado de lenteja, o el que más te guste (brócoli, alfalfa, el de soya no te lo recomiendo si es del súper)
  • 1 pepino en cuadritos
  • 1 jitomate en cuadritos
  • 1 zanahoria rallada
  • 1 cuarto de cebolla en cuadritos finitos
  • 6 ramitas de cilantro picadas finamente
  • 3 limones
  • Sal de mar o flor de sal (yo usé 1 1/2 cucharaditas)
  • Salsa de la viuda, o la salsa picante de tu preferencia.

 

PROCEDIMIENTO

  1. Poner en un bowl el pepino, jitomate, cebolla, zanahoria, cilantro y al final agregar los germinados.  Mezclar.
  2. Agregar la sal, después el jugo de los 3 limones y la salsa  al gusto, dependiendo de que tan picante de guste.  Mezclamos todo.

IMG_20170207_135334059[1]

¡A DISFRUTAR!

¡Galletas deliciosas!

¡Es dominguito rico por aquí!  Y es momento de confesar que me encanta comer chucherías dulces, sobre todo si incluyen chocolate, toda la vida he sido así, pero con la onda  de cuidarnos y cuidar lo que comemos decidí que mis días de comer postre serán solo los fines de semana, aunque si de repente se me antoja algo entre semana, pues ni modo, que le vamos a hacer ¡verdad!

Aparte de comer solo los fines de semana chucherías, jaja, decidí también que si iba a comer algo dulce, iba a ser algo horneado por mí, hace 3 años estudié para chef en repostería y ni modo de no sacarle provecho al asunto, por lo que ahora en la casa, horneo una vez a la semana (generalmente los sábados) y ya, lo que nos duré, a veces hemos llegado hasta el miércoles con postrecin =).

Entonces, un día navegando por la red y viendo las novedades de mis blogueras favoritas me encontré una receta de Sisy Garza en youtube, la receta me encantó porque es un poco más noble, ya que las galletas se caracterizan por tener mucha azúcar para darles estructura y además mantequilla, pero estas tienen una combinación de azúcar mascabado, azúcar de coco y aceite de coco que la verdad es ¡DELICIOSA!.  Si no han probado el azúcar de coco y les gustan las cosas acarameladas se están perdiendo de un manjar, es buenísima y además es una alternativa más saludable ya que su índice glucémico es más bajo que el azúcar normal. Yo empecé comprando frascos chiquitos, para probar, pero ya decidí dejar de fingir y me fuí a comprar una tamaño familiar a costco.

A la receta yo le hice unas pequeñas adaptaciones, y la verdad, esta galletas no le piden nada a las de paquetito o las que venden en el súper, al contrario, las superan por mucho.  Anímate a hacerlas ya que además de todo son fáciles y rápidas de hacer.


GALLETAS CON CHISPAS DE CHOCOLATE (adaptadas de Sisy Garza)

Para 22 a 24 galletas

INGREDIENTES:

  • 2 1/4 tazas de harina común (yo la uso sin blanquear)
  • 1 cucharadita de polvo para hornear (si puedes usa sin aluminio)
  • 1/2 cucharadita de sal de mar o flor de sal (yo utilicé flor de sal)
  • 3/4 taza azúcar mascabado
  • 3/4 taza azúcar de coco (puedes sustituirla por azúcar mascabado)
  • 2 huevos
  • 1/2 taza de aceite de coco extra virgen derretido (también puedes usar aceite oliva suave o mantequilla derretida)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 taza de chispas de chocolate amargo

Adicional: 2 charolas para horno, papel encerado.

PROCEDIMIENTO

  1. Precalienta el horno a 180°C
  2. En un tazón mezcla la harina, polvo de hornear y la sal.  Reserva.
  3. En otro tazón mezcla el azúcar mascabado con el azúcar de coco y agrega los huevos con el extracto de vainilla y bate hasta que la mezcla quede un poco esponjosa.  Después agrega el aceite de coco derretido y tibio mezclando constantemente.
  4. Ahora agrega tu mezcla de ingredientes húmedos con los secos.  Aquí te recomiendo usar una palita de madera o una miserable.
  5. Al final agrega las chispas de chocolate y mezclar.
  6. Pon papel encerado en dos charolas de horno.
  7. Haz bolitas de aproximadamente 3 cm cada una y colócalas en la charola, aplástalas ligeramente. Es importante que tengan un espacio de 5 cm cada una, porque las galletas se van a expandir en el horno.
  8. Ya que las tengas todas en la charola, hay que hornearlas por 10 a 15 minutos, hasta que cambien de color.
  9. LAS GALLETAS VAN A SALIR SUAVES, VA A PARECER QUE ESTÁN CRUDAS.No las vayas a dejar horneando más tiempo porque si no puede que cuando se enfríen parezcan ladrillos de tan duras.
  10. Déjalas enfriar completamente.

16463947_1807549502828713_8120778082849128448_n(1)

¡A disfrutar de esta delicia!

Noche de pizzas (Pizza de atún con chile poblano)

Hola!

Hoy ya no iba a escribir otra entrada, pero me llegó la inspiración y subí la foto de lo que comimos/cenamos hoy.

La comida favorita de mi esposo es la pizza, o bueno, una de sus favoritas, pero la mía no tanto, a mí nada más me gusta la pizza que hago yo, jeje, pero la receta que yo tenía para la salsa de tomate es con puré de tomate del que compras en el súper y la verdad me rehusaba a hacer una pizza “casera” con puré comprado, prefería que mejor la pidiera a domicilio cuando tenía antojo.

Lo chistoso es que cuando le decía a mi esposo que si se le antojaba algo en especial para comer o cenar en la semana e incluirlo en el menú, siempre, siempre me pide pizza o lasagna, no importando que las dos las puede comprar a domicilio, siempre ha preferido las que yo hago, y eso la verdad a mí me hace muy feliz.

Para la suerte de mi maridin esta semana encontré en el mercado tomate muy maduro, del que está todo rojito y además cuando lo tocas lo sientes ya muy suave del centro, y alguna vez leí que esos son los tomates ideales para hacer la salsa de tomate italiana, así que sin pensarlo dos veces me lo traje a la casa y hoy le dije que íbamos a hacer pizza y cuando abrimos el refri nos dimos cuenta que no teníamos los ingredientes comunes y corrientes como peperoni, jamón, o esas cosas, entonces le dije que la hiciéramos de lo que encontráramos en la alacena, y fue así como salió la receta de hoy, y la verdad a mi me encantó el resultado.

Si se animan a hacerla no olviden compartirme fotos o dejarme un comentario.  Provechito.


Masa para pizza

Para 2 pizzas de 25 cm

Ingredientes

  • 1 3/4 harina común (yo utilizo harina sin blanquear)
  • 1 3/4 harina integral
  • 2 cucharaditas de sal de mar o flor de sal
  • 1 1/3 de agua tibia.  No debe ser agua caliente, si no se muere la levadura, debes de poder introducir tu dedo y no quemarte.
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharada de levadura instantánea
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

Procedimiento

  1. Agrega el azúcar en el agua tibia y después la levadura instantánea para activarla.  Deja reposar 5 minutos. Verifica que salgan burbujas para saber que la levadura sirve, si no, quiere decir que ya expiró.
  2. En un tazón mezclar los dos tipos de harina con la sal, revolver bien.
  3. Agregar el agua con la levadura a la mezcla de harinas hasta obtener una masa compacta, al final agregar el aceite.
  4. Amasar durante 15 a 20 minutos hasta que la masa se despegue completamente de la mesa de trabajo y quede lisa.
  5. Dejar reposar en un tazón cubierta con un trapo húmedo o plástico por aproximadamente hora y media o hasta que doble su tamaño.
  6. Una vez reposada dividir la masa en dos.
  7. Extender la masa formando un círculo y agregar los ingredientes de tu preferencia para la pizza.

Salsa de tomate para pizza

Para 2 pizzas de 25 cm

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 3 dientes de ajo en láminas
  • 1/4 de cebolla grande picada finamente
  • 3 jitomates o tomates guaje, saladet o roma muy maduros cortados en cuadritos.
  • 3 hojitas de albahaca fresa
  • 1/4 cucharadita de orégano seco
  • 1/4 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de sal de mar
  • 2 cucharaditas de azúcar

Procedimiento

  1. En una olla alta calentar el aceite de oliva junto con los ajos a fuego bajo para que el aceite de infusione con el sabor del ajo.
  2. Cuando comience a calentarse agregar la cebolla y cuando esté transparente agregar el jitomate en cuadritos.
  3. Colocar la sal  para que el jitomate libere su líquido y dejar hervir a fuego bajito durante 30 minutos.  El resultado que esperamos es que se evapore la mayor cantidad de líquido posible y quede un puré. Agregar el azúcar.
  4. Agregar la albahaca, el orégano y el tomillo y mezclar.
  5. Listo, ya tienes un puré de tomate hecho en casa.  Si prefieres una textura más lisa la puedes poner en la licuadora, no es necesario colarla.

Pizza de atún con poblano y pizza margarita

Ingredientes

  • Masa para pizza extendida
  • 1 taza de pure de tomate para pizza

Para la de atún

  • 1 lata de atún en aceite de oliva, si no consigues utiliza atún en agua.
  • 1 chile poblano en tiras
  • 1/2 cebolla en tiras
  • 1 1/2 taza de queso gouda o mozarella rallado

Para la margarita

  • 1 1/2 taza de queso mozarella fresco
  • Hojas de albahaca fresca

Procedimiento

  1. Precalentar el horno a 200°C
  2. Extender 2 masas para pizza en forma de círculo de aproximadamente 25 cm.
  3. Agregar el puré de tomate y distribuirlo en toda la masa cuidando de que queden las orillas libres.
  4. Poner el atún, la cebolla y el chile poblano en una, y la otra dejarla solo con el puré.
  5. Agregar el queso gouda en la de atún, y el mozarella en la margarita.
  6. Hornear durante 25 cm o hasta que la masa esté doradita de las orillas.
  7. Agregar las hojas de albahaca fresca en la pizza margarita una vez que salió del horno.

 

¡A DISFRUTAR!