Últimas Entradas

Cebollas en vinagre (curtidas)

Y para cerrar la oferta de recetas de cuarentena de esta semana, les dejo la otra por la que me preguntaron mucho cuando subí el pollo rostizado al limón, que por cierto les dejo la receta aquí (pollo rostizado al limón)

Estas cebollas desde que las preparé la primera vez se volvieron un básico en la casa. A mi marido le encantan. La primera vez que las probé fue en un restaurante mexicana en Tequisquiapan, Querétaro acompañando a unas enchiladas y amé la combinación.

Por su toque de ajo con orégano y vinagre son perfectas para acompañar, enchiladas, taquitos, tostadas, sandwiches, cualquier cosa a la que se te ocurra se las puedes agregar.

Duran sin problema un mes en el refrigerador, aunque si las llegas a amar como nosotros, es probable que las prepares una vez a la semana.

Cebollitas en vinagre (curtidas)

Para 1 frasco de medio litro

INGREDIENTES

  • 1 cebolla entera en julianas delgadas
  • 2/3 taza de vinagre blanco
  • 1/3 taza de agua
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 hoja de laurel
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 frasco de medio litro resistente al calor

PROCEDIMIENTO

  1. Coloca las cebollas en juliana dentro del frasco donde se van a “curtir” las cebollas.
  2. En una olla pequeña, coloca el vinagre, el agua, el azúcar, la sal, el orégano, laurel y el ajo. Ponlos a fuego medio.
  3. Una vez que comienzan a hervir, apaga el fuego y agrega el vinagre caliente al frasco con las cebollas. Las cebollas deben de quedar totalmente cubiertas por el vinagre.
  4. Tapa el frasco y deja enfriar. Una vez a temperatura ambiente, coloca el frasco en el refrigerador por mínimo una noche, sin embargo yo te recomiendo que lo dejes mínimo 3 días para que la textura de las cebollas sea la ideal.
  5. Sirve

SE CONSERVAN PERFECTO EN EL REFRIGERADOR POR UN MES

Papas cambray rostizadas (aplastaditas)

Otra receta que les encantó en la cuarentena y me preguntaron mucho fueron estas papitas. La verdad es que son muy fáciles, pero muy ricas. Quedan doraditas por fuera y cremositas por dentro, como si fueran puré de papa.

En fin, para que les digo más, aquí les dejo el paso a paso. Yo aproveché y rosticé junto con las papas un poco de brócoli.

Estas papas les sirven para acompañar un pescadito a la plancha, pollo en cualquier presentación, o así solitas saben riquísimas.

Papas cambray rostizadas

Para 4 a 6 personas

INGREDIENTES

  • 1 kg de papas cambray. Si puedes conseguir rojas, mejor.
  • Agua, cantidad necesaria
  • Sal al gusto
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de orégano en polvo

PROCEDIMIENTO

  1. En una olla grande coloca las papas con agua suficiente hasta que las cubra y sal. Para el kilo completo de papas yo uso dos cucharadas de sal. Colócalas a fuego medio y cocina hasta que al picarlas con un tenedor estén suavecitas.
  2. Cuela las papas para retirar el agua. Colócalas en un tazón y agrégales el aceite de oliva, el ajo y el orégano, mezcla bien.
  3. En una charola coloca papel pergamino o antiadherente, coloca las papas, separadas y aplástalas con un vaso o un tenedor.
  4. Ya que están aplastadas, colócalas en el horno a 200°C por 15 minutos o hasta que estén doraditas.
  5. Retira del horno. Sirve.

Pescado en salsa verde con chile poblano

¡Hola, hola!

Hoy les traigo una receta que no sé si ya existía antes, pero que la hice un día con los ingredientes que tenía en el refrigerador y esto fue lo que salió.

Hacer recetas con pescado es de lo que más me cuesta trabajo, y aunque es de mis proteínas favoritas después del pollo, casi siempre termino haciéndolo de la misma manera, a la plancha y con ensalada y arroz. Esta vez tenía antojo de algo con más sabor, y me encontré con unos chiles poblanos, después unos tomatillos, et voilà, salió este pescadito que a mí la verdad me encantó y lo he preparado dos veces más en lo que va de esta cuarentena.

Por cierto, en la cuarentena les he estado compartiendo algunas de las cosas que he preparado y este pescadito fue muy popular, muchos me preguntaron por la receta de la salsa, así que aquí les dejo el paso a paso.

Espero que lo disfruten.

Pescado en salsa verde con rajas poblanas

Para 2 personas

INGREDIENTES

  • 2 filetes de pescado blanco (puede ser robalo, tilapia, cazón, etc.)
  • Ajo en polvo al gusto
  • 1/4 kg de tomatillo o tomate verde pelado
  • 1/4 de cebolla en trozo
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 taza de agua
  • 1 puño de cilantro (10 ramitas)
  • 1/2 cebolla en juliana
  • 2 chiles poblanos en tiritas
  • Aceite vegetal cantidad necesaria
  • Sal al gusto

PROCEDIMIENTO

  1. Sazona con sal y ajo en polvo los filetes de pescado y reserva.
  2. En una olla pequeña pon a hervir los tomatillos, la cebolla, el ajo y el agua. Una vez que suelte el hervir apaga el fuego y deja reposar hasta que los tomatillos cambien de color a un verde más opaco.
  3. Coloca en la licuadora los ingredientes del paso anterior junto con el cilantro. Licua hasta que la salsa que tersa y reserva.
  4. En una sartén de fondo alto coloca un poco de aceite, y una vez que este caliente, agrega las cebollas en juliana y las tiritas de chile poblano. Sofríe hasta que las cebollas comiencen a caramelizar y los poblanos estén suaves.
  5. Agrega la salsa del paso dos a las cebollas y poblanos, sazona con sal al gusto. Agrega los filetes de pescado, tapa y deja a fuego medio bajo por 15 minutos o hasta que el pescado este cocido.
  6. Sirve.

Limonada de fresa

¡Hola, hola!

Hemos estado teniendo una temporada de calor intenso por aquí y nada se antoja más que algo frío y rico para refrescarnos. Por eso hoy más que una receta les traigo una idea deliciosa de temporada, una limonada de fresa o también le dicen limonada rosa.

Una rica combinación de lo dulce de las fresas que están en temporada con lo acidito del limón y mucho, mucho hielo.

¿Qué tal? ¿Se te antojó? Pues aquí te dejo los ingredientes para prepararla muy fácil y rápido.

Recuerdo que puedes ajustar la cantidad de azúcar a tu gusto dependiendo de que tan dulce te guste o también cambiar el endulzante por uno de tu preferencia. Hay días que incluso lo hago sin azúcar y me sabe igual de refrescante.

¡Que la disfruten!

Limonada de fresa/limonada rosa

Para aproximadamente 1.5 litros

INGREDIENTES

  • 1 1/2 taza de fresas (yo utilicé congeladas)
  • 1/2 taza de jugo de limón fresco
  • 1/3 taza de azúcar
  • 1 litro de agua natural
  • Hielo

PROCEDIMIENTO

  1. En la licuadora coloca las fresas y una taza del agua que vamos a utilizar. Licua hasta que ya quede terso.
  2. En una jarra coloca el resto del agua junto con el azúcar y mezcla hasta que se disuelva. Agrega el jugo de limón junto con el agua de fresa del paso anterior hasta que todo quede integrado.
  3. Agrega mucho hielo y mételo al refrigerador por media hora antes de servir.

A DISFRUTAR

Tortitas de salmón con salsa de aguacate

Ya estamos dando bienvenida a la primavera y con eso cambiamos completamente nuestro menú en casa por cosas más frescas que nos tomen menos tiempo de preparación y de preferencia, que no necesitemos utilizar mucho la estufa.

La receta de hoy me encanta por versátil, son unas tortitas de salmón, pero las puedes hacer de atún o algún pescado blanco tipo robalo, cazón o lenguado que son opciones que podemos tener más a la mano y suelen ser más económicas. También son perfectas para la cuaresma, y como las preparamos con muchas verduras podemos hacer rendir más el pescado.

El contraste que da el pimiento morrón con el salmón es delicioso, y luego la combinación con la salsa de aguacate es deliciosa. Si puedes acompáñalas con arroz y una ensaladita, así tienes un platillo completo y fresco para el calorcito.

Sin más que decir por aquí, les dejo la receta para que la preparen pronto y me cuenten que tal.

Tortitas de salmón con salsa de aguacate

Para 10 a 15 tortitas pequeñas

INGREDIENTES

  • 300 grs de filete de salmón sin piel (yo utilicé del que venden congelado)
  • 1 taza de pimiento morrón picado en cuadritos chiquitos
  • 1/4 de taza de cebolla picada finamente
  • 1/4 taza de cilantro picado
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de mayonesa (opcional)
  • 1/2 taza de pan molido
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal de mar
  • Aceite vegetal, cantidad necesaria

Para la salsa de aguacate:

  • 1 aguacate maduro en cuadritos
  • 3 cucharadas de cilantro picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • El jugo de medio limón
  • Sal de mar

PROCEDIMIENTO

  1. Toma los filetes de salmón y con un cuchillo muy filoso pícalos en cuadritos muy chiquititos. Puedes pedir en la pescadería que hagan este paso por ti.
  2. En un tazón agrega el salmón picado junto con el pimiento morrón, la cebolla, el cilantro, el huevo, el pan molido, la mayonesa y el ajo en polvo, al final agrega la sal, pero ten cuidado porque la mayonesa y el ajo ya le van a dar sabor no agregues en exceso. Mezcla todo muy bien.
  3. Haz tortitas de unos 4 cm y colócalas en un platón.
  4. En una sartén caliente coloca el aceite vegetal, y pon a freir las tortitas por lotes, para que sellen bien. Toman aproximadamente dos minutos por lado, si las haces chiquitas.
  5. Retíralas del fuego y ponlas en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de grasa.
  6. Mientras, en otro tazón vamos a mezclar el aguacate, con el cilantro, el aceite de oliva, el limón y la sal. Así queda lista la salsita de aguacate.
  7. Sirve las tortitas y ponles un poco del aguacate que preparamos en el paso anterior.

LISTO, A DISFRUTAR.

Pollo a la jardinera

¡Hola, hola!

La receta de hoy salió de un experimento que hice en mi rutina. Verán, generalmente todas las semanas preparo un menú que incluye desayuno, comida y cena porque si no lo hago así es muy probable que termine pidiendo comida a domicilio porque no me gusta pensar que hacer de comer ese mismo día. Así que, basada en ese menú voy y compro mis verduras de la semana, así evito también desperdiciar comida, perooo, un fin de semana tuvimos muchísimas cosas que hacer, porque enero es igual a pendientes y más pendientes, y me alcanzó el tiempo, sin menú ni nada en el refrigerador para preparar, así que decidí salir de mi zona de confort y me fui al mercado, compré lo más básico y lo que tenían de temporada.

No saben que cosa tan bonita, planeé mi menú basado en lo que encontré en el mercado y me forcé a usar todas y cada una de las frutas y verduras que compré porque no iba a tirar nada, no señor. Así que un día antes en la noche revisaba que quedaba en el refri y decidía que hacer de comer, así fue como dí con esta receta, puse en el buscador los ingredientes que tenía a la mano y me salió como sugerencia la receta de un blog español que se llama “Pollo a la jardinera”**, no era exactamente lo que estaba buscando pero logré sacar mi versión.

El resultado fue maravilloso, creo que he hecho esa receta unas 4 o 5 veces desde que empezó este año, me encantó, tiene todo. Para empezar, se hace en una sola olla, no necesitas más; puedes hacer mucho y te queda para el día siguiente y sabe todavía más rico, y para terminar está lleno de verduras con un sabor maravilloso.

Así que por favor, por favor, anímense a hacer este pollito, queda en verdad delicioso y los ingredientes son sencillos y fáciles de encontrar, es más, póngale lo que a ustedes más les guste.

Pollo a la jardinera

Para 4 personas

INGREDIENTES

  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 pechuga partida en 4, o 4 muslos o piernas. La combinación que más te guste para 4 personas aproximadamente.
  • 2 dientes de ajo picados finamente
  • 1/3 taza de cebolla picada finamente
  • 1 chile güero picado (chile de agua o chile amarillo)
  • 2 tazas de zanahorias picadas
  • 1 taza de chícharos frescos o congelados
  • 4 tazas de jitomate picado en cuadritos
  • 2 tazas de calabaza picada en cuadros grandes
  • 1 taza de caldo de pollo (puedes usar agua)
  • 2 hojas de laurel
  • 1/4 taza de cilantro picado
  • Sal de mar

PROCEDIMIENTO

  1. Sazona las piezas de pollo con sal.
  2. En una olla de fondo grueso coloca el aceite y ponla a fuego medio hasta que esté caliente.
  3. Coloca las piezas de pollo en el aceite caliente para sellarlas por cada lado. Cuida no poner muchas piezas al mismo tiempo, hazlo por lotes.
  4. Una vez selladas todas las piezas de pollo, resérvalas en un plato aparte.
  5. En la misma olla coloca la cebolla, el ajo y el chile a sofreír. Cuando la cebolla esté transparente agrega las zanahorias, fríe por un par de minutos y después agrega el jitomate. Sazona ligeramente con sal.
  6. Agrega los chícharos y el caldo de pollo. Tapa la olla y déjala a fuego bajo por 10 minutos. Rectifica la sazón y si hace falta sal, agrégala.
  7. Coloca las piezas de pollo selladas, las calabazas, las hojas de laurel y el cilantro. Tapa la olla y deja cocinar por 20 a 30 minutos, hasta que el pollo esté completamente cocido.
  8. Sirve.

**Adaptada del blog recetasderechupete.com “Pollo a la jardinera”.

Brownies

¡Feliz día de San Valentín!

Feliz día a todos los amigos (as), a todos los novios por ahí y a toda la familia.

Y para festejar con todos les traigo la recetita de los brownies. Es la receta perfecta para todas esas personitas ocupadas en el mundo que quieren dar un detallito en este día tan especial.

Los brownies son perfectos para esta fecha, para empezar, son de chocolate, y el chocolate es el rey de los postres de San Valentín. Puedes hacer muchos de una sola vez y empaquetarlos en bolsitas individuales o incluso en cajitas pequeñas para dar un detallito en este día a todas las personitas especiales en tu vida, y lo mejor de todo es que no necesitas equipo especial para hacerlo, un tazón y una cuchara de madera hacen los brownies más deliciosos del mundo.

Ahora, les voy a compartir la receta en dos versiones, la primera es la original que he preparado ya por aaaaañooooos y con todo mundo es un éxito, y la otra es simplemente una sustitución para hacerlos menos pecaminosos. Cualquiera de las dos queda deliciosa.

Ojalá disfruten tanto este postrecito maravilloso que en verdad a todos encanta, y si lo hacen no olviden compartir sus fotos.

Saludines

Brownies

Para 16 a 20 brownies

INGREDIENTES

  • 225 grs (1 taza) de mantequilla (puede sustituir por 3/4 taza de aceite de coco)
  • 2/3 taza de cocoa en polvo (sin azúcar)
  • 2 tazas de azúcar (para un versión más ligera reemplaza por 1/2 taza de azúcar de coco y 1 taza de azúcar blanca)
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 1/2 taza de harina (para una versión más ligera reemplaza con 1 taza de harina integral y 1/2 taza de harina blanca normal, si puedes conseguir harina integral de espelta mejor)
  • 1/4 cucharadita de sal de mar
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de nuez, almendra o chispas de chocolate (opcional)
  • Azúcar glass para decorar

PROCEDIMIENTO

  1. Pre-calienta tu horno a 180°C.
  2. En una olla coloca la mantequilla a fuego bajo para derretirla.
  3. Cuando la mantequilla esté lista agrega la cocoa a la olla y mezcla. Reserva para que baje la temperatura.
  4. En un tazón coloca la harina, la sal y el bicarbonato, mezcla bien. Reserva.
  5. En un tazón aparte coloca el azúcar y agrega la mezcla de mantequilla y cocoa del paso 3. Una vez integrado agrega los huevos uno por uno y al final el extracto de vainilla.
  6. Integra los secos del paso 4 a la mezcla de chocolate. Una vez homogéneo agrega los frutos secos o las chispas de chocolate.
  7. Prepara una charola de 20×30 cm con papel pergamino o engrásala lo suficiente para que no se pegue.
  8. Coloca la mezcla de brownies en la charola y hornea a 180°C durante 25 minutos si te gusta que queden con textura suave o si prefieres que la textura sea más como pastel déjalos 10 minutos más.
  9. Una vez listos retiralos del horno y deja enfriar completamente antes de cortarlos. Te recomiendo cortarlos con un cortador para pizza.
  10. Espolvoréalos con azúcar glass para decorar.
  11. Sirve.

Champiñones rostizados

Cuando estamos pensando en guarniciones para nuestras cenas navideñas o cualquier cena en general, es un poco complicado, y generalmente nos vamos a guarniciones que son carbohidratos, que no dejan de ser deliciosas, pero cuando tienes de guarnición pasta, puré de papa, panecitos para acompañar y una ensalada de manzana, se puede volver una comida algo pesada, y cuando optamos por poner una ensalada verde no llama mucho la atención.  He hecho un par de veces ensalada como guarnición en Navidad y la verdad es que se queda casi toda.  Así que me tuve que dar a la tarea de encontrar algo que no parezca ensalada, que sea más ligero y que quede igual de delicioso, y así fue como dí con estos champiñones rostizados.  

Así que si eres como yo, que buscas esa opción ligera en la cena, pero también quieres complacer a tus invitados, esta puede ser la guarnición perfecta para ti.  Es muy, muy rica, nada más considera que la tienes que preparar justo antes de servirla.

Se prepara muy rápido, y solo necesita 15 a 20 minutos en el horno, depende de la cantidad de champiñones que estés haciendo.

¡Que la disfrutes!

Champiñones rostizados

Para 2 a 4 personas

INGREDIENTES

  • 1/2 kg de champiñones
  • 1 o 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de tomillo fresco o seco
  • 3 cucharadas de mantequilla o ghee
  • 1 cucharada de aceite de olivo
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • Sal de mar
  • Perejil picado o tomillo fresco para decorar

PROCEDIMIENTO

  1. Pre-calienta tu horno a 200°C
  2. En un tazón coloca los champiñones y agrégales el aceite de olivo con la sal, mézclalos bien y colócalos en una charola para horno en una sola capa.
  3. Coloca los champiñones en el horno durante 15 a 20 minutos.
  4. Mientras los champiñones están en el horno, coloca en una olla pequeña, la mantequilla con el ajo y ponlo a fuego muy bajito por 5 a 10 minutos, apaga el fuego y agrega el tomillo y el limón.
  5. Cuando los champiñones estén listos, sácalos del horno y agrega la mantequilla que preparaste en el paso 4. Mezcla bien.
  6. Sirve en un platón y decora con perejil picado o tomillo fresco.

Panecitos para navidad (Dinner rolls)

Si algo tenemos bonito en México, es la gran variedad de platillos que podemos preparar en navidad, desde pavos, pozole, piernas, lomos, mole, en fin, las ideas son interminables, pero, la mayoría de las veces no falta el panecito que lo acompaña, y siempre tenemos un designado en la familia encargado de comprarlo. Filas interminables en los supermercados o en la panadería a la que hemos ido por años para comprar los cuernitos, los panecitos o el que sea el tipo de pan que les guste más.

Si tú fuiste el asignado para llevar el pan ¿que tal si te animas a llevarlo recién hecho y además hecho en casa? o si te toca hacer la cena y te quieres lucir haciendo pan recién horneado, ésta es la receta para ti.  Son unos panecitos esponjocitos y doraditos que parecen colchones miniatura.

Estos panecitos, mejor conocidos como dinner rolls, son perfectos para la cena porque tienen un sabor neutro y acompañan muy bien a cualquier platillo.  A mí me encantan para el recalentado, hago unos sandwiches con ellos que quedan deliciosos.

Así es que ya sabes, si te quieres lucir en la cena haciendo pan hecho en casa, aquí te dejo la receta.

Panecitos (dinner rolls)

Para 12 panecitos grandes

INGREDIENTES

  • 1 cucharada de levadura instantánea (1 sobre de 11 grs)
  • 1 a 1 1/2 tazas de leche tibia  de tu preferencia, es importante que no esté muy caliente (yo utilicé leche de coco)
  • 1 huevo
  • 1/4 taza de azúcar
  • 3 1/2 tazas de harina todo propósito
  • 2 cucharaditas de sal de mar
  • 2 cucharadas aceite de coco o mantequilla derretida
  • Mantequilla derretida o aceite de coco para cuando salgan del horno.

PROCEDIMIENTO

  •  En un recipiente coloca 1 taza de la leche tibia (reserva el resto de la leche) junto con la levadura, mezcla bien y deja reposar hasta que salgan burbujas.  Reserva.
  • En un tazón coloca la harina, el azúcar y la sal , revuelve muy bien.
  • Agrega la leche con la levadura y el huevo a la harina y comienza a mezclar.  Una vez integrado agrega el aceite de coco o la mantequilla derretida. Si notas que después del amasado a la masa le falta humectarse, agrega de la leche que reservaste poco a poco hasta que quede suave.
  • Ya que tengas formada una bola, pasa la masa a una mesa de trabajo y comienza a amasar.  Este proceso te puede tomar de 15 minutos a media hora, estamos buscando que la masa quede lisa y flexible. Puedes hacer el procedimiento en una batidora usando el aditamento de gancho. 
  • Ya que esté la masa en el punto que estamos buscando, la colocamos en un tazón, de preferencia engrasado y la cubrimos con un paño húmedo o lo que tengas a la mano.  Dejamos reposar hasta que la masa doble su tamaño. Aproximadamente hora y media.
  •  Ya que dobló su tamaño, la ponchamos para sacarle el gas, y comenzamos a cortar porciones, te deben salir aproximadamente 18.
  • Toma cada porción y trae los extremos hacia el centro, después usando tu mano, boléala hasta que quede una bolita lisa.
  • Coloca las bolitas en una charola para horno, a una distancia de dos o tres centímetros una de la otra.  Cúbrelas y déjalas reposar 45 minutos más.
  • Pre-calienta tu horno a 190°C.
  • Una vez que haya reposado de nuevo y hayan doblado su tamaño, coloca los panecitos en el horno.  Hornea por 30 minutos aproximadamente o hasta que estén doraditos de la superficie.
  • Recién salidos del horno, báñalos con un poco de mantequilla derretida o aceite de coco.  Lo que tú prefieras.
  • Sirve.